Cómo negociar con los vendedores de autos y obtener la mejor oferta

  • Peter Atkinson
  • 0
  • 2645
  • 217

Al igual que los abogados y dentistas, pocas personas realmente disfrutan tener que lidiar con vendedores de autos. Son un mal necesario que a menudo deja a los consumidores con un mal sabor de boca debido a las tácticas que emplean para que las personas compren un nuevo vehículo. Salir de las negociaciones con un auto nuevo y muchas cosas puede suceder, si haces las cosas de la manera correcta.

Asegurar el financiamiento antes de tiempo

Cuando haya decidido que es hora de comprar un vehículo nuevo, en lugar de dirigirse directamente al concesionario, visite su cooperativa de crédito o banco local y obtenga financiamiento por adelantado. Los concesionarios de automóviles obtienen una gran cantidad de sus ganancias en acuerdos de financiamiento, y usted puede ahorrar mucho dinero obteniendo su préstamo de auto a través de un tercero de buena reputación con anticipación. Una vez que haya hecho esto, estará listo para dirigirse al concesionario y echar un vistazo a los vehículos, aunque es una buena idea hacer una investigación con anticipación y averiguar en cuáles podría estar interesado.

Entra bien descansado

Querrá asegurarse de estar bien descansado el día que vaya a elegir su nuevo automóvil. No se vaya cuando tenga prisa o se canse demasiado, o después de un largo día de trabajo. Necesitas estar 100% mentalmente si quieres salir con la mejor oferta posible.

Pida ver la factura

Una vez que haya encontrado el automóvil que desea comprar y el concesionario lo lleve a su oficina o cubículo para comenzar el manejo de las ruedas, pregunte para ver la factura. Esto le indicará todo tipo de información sobre el automóvil, pero lo más importante, cuánto pagó el concesionario por él. Mantenga esa figura en mente mientras negocia lo que está dispuesto a pagar. Claro, van a obtener ganancias, pero saber que ese número puede ayudarlo a dirigir las negociaciones en la dirección de minimizar sus ganancias y reducir su costo general. Publicidad

Sólo decir “NO”.

Lo primero que necesita saber cuando se trata de negociar el precio del vehículo que le interesa comprar es que “NO” es tu mejor arma Ármate y prepárate para usarlo, posiblemente incluso varias veces. No dejes que te armen con fuerza o te conviertan en algo con lo que no te sentirías cómodo. Sigue el ejemplo de mi niño de 18 meses y dilo como si quisieras (sacudir la cabeza opcional).

Déjalos venir a ti con una oferta

El distribuidor le pedirá información básica sobre usted, como su nombre, dirección, etc. Contesta honestamente. La mayoría comenzará las negociaciones de precios preguntándole cuánto desea pagar por mes. Una respuesta apropiada a esta pregunta que los sacará de su juego es “Me gustaria pagar cero.” Usted puede obtener una risita o una “no lo haríamos todos” escriba un comentario antes de que el vendedor reanude sus intentos de lograr que usted le proporcione un número mágico que estaría dispuesto a pagarles cada mes por el privilegio de conducir el vehículo de su elección. Podrían preguntarte qué estás pagando ahora. Si su auto está pagado, responda “Cero.” Si todavía estás haciendo pagos, dales una respuesta honesta. No cometa el error de darles un precio que estaría dispuesto a pagar cada mes. Publicidad

Leer siguiente

10 pequeños cambios para hacer que tu casa se sienta como en casa
¿Qué hace feliz a la gente? 20 secretos de la gente "siempre feliz"
Cómo afinar tus habilidades transferibles para un cambio de carrera rápido
Desplácese hacia abajo para continuar leyendo el artículo

Para tus mejores oportunidades de obtener un buen trato, haz que te ataquen con una oferta. Ningún vendedor le dirá que el monto por mes que está dispuesto a pagar es mucho mayor que el acuerdo con el que podría salirse. El vendedor de autos recibe un salario mínimo por quedarse en el concesionario, pero puede hacer su riqueza en la comisión que gana vendiendo autos. Su objetivo es maximizar su comisión y el beneficio para el concesionario. Su objetivo es minimizar su comisión y las ganancias que obtienen para obtener la mejor oferta en su nuevo vehículo. Haz que te den un número y, cuando lo hagan, es hora de comenzar a negociar.


Trae un juego extra de llaves

Si va a cambiar un vehículo para ayudar a compensar el costo del nuevo, no salga de casa sin llevarse dos juegos de llaves. Una táctica que los concesionarios intentan emplear durante el proceso de negociación es mirar su automóvil y luego secuestrar sus llaves. Si traes la segunda llave, no pueden retenerte como rehén. Solo asegúrese de darles la clave que es una copia barata, no una con un llavero o control remoto sofisticado. La idea es que si las negociaciones se vuelven amargas y tratan de mantenerlo cautivo mientras cuelga de sus llaves, puede salir por la puerta sin tener que preocuparse por recuperar la llave. No esperan esto, y lo perseguirán con promesas de un mejor trato.

Informe al vendedor que ya tiene financiamiento y finalización del trato Publicidad

No, repito, NO le informe al vendedor de antemano que ya ha asegurado la financiación. Guarde esto en un secreto bien guardado hasta que sea el momento adecuado. Si saben que ya tiene financiamiento, cambiará la forma en que tratan con usted. El momento para hacer la gran revelación es una vez que haya acordado el precio final del vehículo. Su préstamo de cooperativa de crédito u otro financiamiento automotriz de terceros probablemente tendrá mejores tasas y términos que lo que ofrece el concesionario. En este punto, saque su calculadora y utilice sus detalles financieros para determinar cuánto pagará al final. Lo más probable es que sea menos de lo que habría pagado si hubiera utilizado el financiamiento del distribuidor..

Conclusión

Siga este consejo y le garantizo que saldrá del concesionario no solo con un auto nuevo, sino también con la satisfacción de saber que recibió el mejor trato que pudo haber recibido. Se siente mucho mejor que quedarse sin dinero por cientos o miles de dólares.




Nadie ha comentado sobre este artículo todavía.

Ayuda, consejos y recomendaciones que pueden mejorar todos los aspectos de su vida.
Una gran fuente de conocimiento práctico para mejorar la salud, encontrar la felicidad, mejorar el rendimiento de una persona, resolver problemas en su vida personal y mucho más.